Statement

La fotografía significa para mi una búsqueda interior, un diálogo conmigo misma que me ayuda a relacionarme con el mundo. Descubrí que con la fotografía se puede fragmentar y crear escenas de la vida que me permiten transformar y crear significados y narrativas distintas; y de esta manera contar historias.

Mi proceso está relacionado íntimamente con mis emociones. Me interesan temas relacionados con la densidad del tiempo y la circularidad del mismo en relación con la herencia familiar. El tiempo interno de la fotografía es un elemento clave y vertebral en mi trabajo, y es desde este espacio interior y su relación con el cuerpo-casa como anclaje, que se derivan los aspectos psicológicos de mis series. El horizonte, la maternidad, y la idea de dislocación y transitoriedad son elementos que van trazando ese espacio hacia adentro dónde el cruce de sujetos construyen narrativas relacionadas con “estar” en un espacio determinado y conectar con el tiempo en que están ocurriendo las cosas.

En resumen, utilizo la fotografía por su potencial de facilitar un diálogo que responde a la necesidad de explorar campos inciertos y reflexionar sobre lo que difícilmente logramos comprender. Un camino compartido de reconocimiento entre la vida y la muerte, atravesado por la inquietud, la curiosidad y la incertidumbre.